Blog

Notas

El estilo industrial llega a la casa

El estilo industrial tiene su origen en los años 50 y está estrechamente vinculado a la ciudad de Nueva York y a su desindustrialización.  Las industrias  se trasladaban a las  afueras de la ciudad y las naves y almacenes  quedaban vacíos, los jóvenes estudiantes de arte se mudaban allí con la idea de vivir y evitar que se demolieran.

Los espacios llamados lofts  eran sin divisiones, con grandes ventanales, techos XL, suelos de hormigón, paredes de ladrillo visto, vigas de hierro, cañería de gas a la vista ..  Pero el estilo industrial va más allá de los lofts. Este estilo se adaptó a las viviendas  convencionales como a las casas  de campo. Hoy lo volvemos a utilizar, fusionando algo del minimalismo, con espacios diáfanos, con mobiliario de chapa pintadas de blanco  y algunos detalles más livianos.

<

Estructura a la vista: desnudar la estructura de un espacio es un rasgo fundamental del estilo. Vemos las paredes de ladrillo, tuberías vistas, vigas en el techo, columnas de hierro u hormigón… Los materiales: hormigón, cuero, hiero, maderas sin tratar, chapa, alambre. La altura permite hacer entrepiso.

El uso de la madera  no es  decapada, ni laqueada, ni barnices,  se prioriza el acabado natural de la madera, en su matiz más «bruto» y original.

Palets reconvertidos en mesas de centro, muebles típicos de oficios industriales, cajas de madera a modo de estantes o,  mesas de centro… El estilo industrial también se nutre de la reutilización y transformación de objetos y muebles en desuso para darles una nueva utilidad.

En cuanto a los colores: Predominan  los colores neutros blanco, grises, beiges…y el protagonista NEGRO  ( para lograr un look industrial, el negro no puede faltar). Si te da miedo o simplemente el espacio es muy pequeño para el color negro,  úsalo en detalles  pequeños

En este estilo que su origen son las fábricas o naves industriales abandonadas,  los ventanales   amplios o altos , con vidrio repartido de hierro son  típicos.

Todos los estilos decorativos tienen sus piezas icónicas y el estilo industrial no podía ser una excepción. Las sillas TOLIX   es la vedette del estilo.. son las que ves en todas las cervecerías. Además del  sofá  chéster tapizado de cuero, las mesas de centro con ruedas metálicas…

LUCES:  se usan las  grandes lámparas de metal, las bombillas vistas, o lámparas de carbono con filamento,  los focos de cine o de estudio de fotografía…

El caño reemplazó las patas de madera, desde escritorios, a estanterías de madera, mesas de comedor, etc.

ECLÉCTICO

Es uno de los rasgos que definen este estilo decorativo y una de las razones por las que resulta atemporal. Pueden convivir sin estridencias una mesa de madera de aire rústico, con una lámpara industrial y unas sillas hiper modernas.